lunes, 29 de abril de 2013

LLUVIA Y 1º DE MAYO


Llueve, sigue lloviendo, llevamos casi 50 L/m2, y 48 horas a remojo, ¡mira, pues no me importa!, ¡me gusta la lluvia!, seguramente porque no me causa ningún perjuicio, aunque no creo que en esta zona cause males a nadie.
El cereal, pletórico, los montes dan gusto, los pastos darán mucho de si y aliviaran economías ganaderas, almendros, olivos y frutales reciben la lluvia cual si fuera abono, tal vez las cerezas sean perjudicadas, volverán a rebrotar los espárragos y setas, ¡vamos! Que me gusta la lluvia, seguramente por lo escaso de este meteoro por estos lugares de seco clima.
De seguir así el 1º de mayo se verá comprometido, así es posible que ese día se vuelva a la esencia de esta fecha, nada de merendolas ni juergas nocturnas y más de reivindicaciones laborales, ya veremos.
Hubo un tiempo que los jóvenes y jóvenas de este país aprendían una tabla de gimnasia, cada uno en su pueblo, el 1º de mayo a Madrid, al estadio Santiago Bernabeu a poner en práctica lo aprendido con los profesores de Educación Física, profesores que solían ser adictos al régimen, y todo salía perfecto, por la tarde a manifestarse por las calles de la capital, aprovechando el viaje y a sumar cientos de miles de súbditos en una clara manifestación de amor al “generalísimo”, y contentos, como cuando no nos dejaban entrar en la ONU, en uno de los carteles rezaba: “Si ellos tienen ONU, nosotros tenemos DOS”, y el orgullo patrio camino a las nubes.
Tal vez a alguien se le ocurra lo de las tablas gimnásticas, así mientras practican no pensarán en “escraches” ni cosas así, ¡ante todo la patria”, aunque se esté jodido de verdad, no bajemos la guardia, que nadie crea que nos ha vencido, ¡el orgullo patriótico español! está por encima, bueno menos catalanes y vascos, que por cierto antaño si que aprendían la tabla, marchaban cantando a Madrid y gritaban vivas al Caudillo hasta quedar afónicos.
Como alternativa a esta manifestación patriótica, siempre nos quedará el Mas de la Punta, con sus huevos fritos con chorizo, para los susceptibles longaniza, las borracheras nocturnas, los viajes en autobús gratuito, paellas brasas, recolectar regaliz, música nocturna y lo que haga falta, el lugar ya está preparado, solo habrá que ser diligente para buscar sombra, la chopera está sin apenas sombra, los árboles se han secado.
Fue a principios de los ochenta, cuando la Agrupación Socialista de Caspe, decidió, en vez de realizar una jornada reivindicativa obrera, hacer una paella en el Mas de la Punta, al invento se fueron sumando gentes varias, asociaciones de mujeres, sindicatos y ya, todo el pueblo, y los pueblos vecinos, Caspe quedaba vacío.
Había sangría gratis, concierto de jota, juegos varios, vuelo de cometas, en su momento álgido se sumaron chiringuitos y barras de bar, la juerga se extendió a la noche anterior con verbena hasta altas horas de la madrugada, tanto que se la llegó a denominar “Romería Laica”.
Tras el júbilo llegó la desidia, una vez más las torretas se llenaron, la gente dio la espalda a la concentración masiva,  la cosa fue decayendo, ya ni música, ni chiringuitos, ni siquiera barras de bar.
Veremos que pasa este año, la música ha vuelto los autobuses gratuitos también, solo faltará el personal que abarrote las barbacoas sombras y llene la noche de luz y sonido.

2 comentarios:

Pepe Jarque dijo...

Todo tiene un recorrido, un antes y un después. Era el 1º de Mayo y era la acampada de la noche anterior, una cosa vinculada a la otra y al mismo tiempo sin vinculación. Seguramente no supimos relacionar las dos situaciones a la vez.
Fue una demanda de los más jóvenes, fue bueno mientras duro. La noche era sinónimo de acampada, pero los que la usaban preferían no vincularla a la festividad del día siguiente. ¿Fallo? Posiblemente, pero quizás los acontecimientos se sucedieron muy deprisa. Acampada + fiesta + jornada reivindicativa, el resultado hubiese sido genial, pero… ¿era lo que se quería?.
Las cosas se autogeneran solas -creo yo- este año la lluvia, la fecha, la situaciones sociales, la monotonía…tienen que servir para darle la vuelta, hay gente con nuevas ideas, otra cosa es que les dejen. Lo pasado no es siempre lo mejor.
Personalmente pienso sería una pena su desaparición -camino lleva- tanto de la festividad del día 1 como de la noche anterior.
Tengo muy buenos recuerdos de las dos fechas.

Néstor Fontoba dijo...

tienes razón Pepe, la fiesta fue lo que fue, y fue buena, había para todos los gustos, juerga nocturna, comida, juegos, convivencia, la única manifestación popular masiva durante muchos años, cuando ya todo se había dispersado llegó el 1º de mayo y reunió no solo a los de Caspe, también a mucha gente de la comarca, aquello llegó a ser como un día comarcal.
Tal vez, si le faltó renovar, pero eso es muy fácil decir cuando ha sucedido.
recuerdo, creo, que tu primera organización del 1º de mayo, se suspendió por la lluvia, y no pasó nada, los más jóvenes, se quedaron a dormir, con frío, con lluvia pero mantuvieron la llama, el espíritu de esta fiesta.
hay que reconocerte que la hiciste grande atendiendo las demandas de la gente

néstor