viernes, 2 de enero de 2009

A UN AMIGO

Han pasado unos días desde que Aurelio le dio por poner tierra por medio, en estos días no he podido escribir nada, no acababa de creer que Aurelio ya no estaba, sorprendió a todos, tan jovial tan activa siempre haciendo algo reparando un aparato de radio buescando una cámara de fotos vieja recogiendo toda clase de aperos que después colgaba a modo de exposición en el garaje de la familia, buscando cosas viejas para la casa de su hijo Carlos, la de San Indalecio que con tanto gusto se restauró, y como no sus pirograbados. Aurelio es de las personas que dejan huella entre sus amigos, siempre dispuesto a ayudar a cualquiera. Hace unos años realicé la presentación de una exposición de otro buen amigo EElco Glastra, Aurelio estaba presente y me dijo que cuando el hiciera una exposición quería que dijera cosas como las que en aquella ocasión dediqué a Eelco. Han pasado años y no ha habido ocasión de ver esa exposición y bien que lo siento porque ahora no podré dedicarle unas palabras de cariño amistad y especialmente respeto, porque Aurelio era ante todo una persona respetable. ha dejado un granvacío, especialmente a su familia y muy especial a Elena, siempre los recuerdo y los recordaré como un matrimonio especial, ahora Aurelio no está pero si su espíritu, Elena tendrá ocasión de recordarlo y hacernoslo recordar y tal vez eso le haga llevar las penas un poco mejor, además tendrá el cariño de tanta gente que aunque el vacío sea muy grande y nada pueda llenarlo le servirá de consuelo seguramente saber lo mucho que se quería a Aurelio y a ella. no voy a entrar en aquello de que siempre se van los mejores y esas cosas que se dicen por costumbre, esto es solo unas palabras de recuerdo a un amigo que nos ha dejado, perdón la materia porque el recuerdo y su obra por la vida esa será permanente. a Aurelio además le debo una foto, foto que nunca podré entregarle pero seguro que él sabe que la guardaré entre mis preciados tesoros de imágenes de instantáneas que solo se dan una vez. Aurelio no te has ido solo abandonado tu parte material porque el resto tus enseñanzas tu arte tu amistad y tantas cosas, esas siempre estyarán con los que tuvimos la suerte de conocerte y contar con tu amistad y para Elena y toda su familia mi cariño sin límites, amistad y respeto néstor

1 comentario:

Joaquin Cirac Garcia dijo...

Cuando un amigo se va
queda un espacio vacío
que no lo puede llenar
la llegada de otro amigo.

Cuando un amigo se va
queda un tizón encendido
que no se puede apagar
ni con las aguas de un río.

Cuando un amigo se va
una estrella se ha perdido
la que ilumina el lugar
donde hay un niño dormido.

Cuando un amigo se va
se detienen los caminos
se empieza a revelar
el duende manso del vino.

Cuando un amigo se va
galopando su destino
empieza el alma a vibrar,
porque se llena de frío.

Cuando un amigo se va
queda un terreno baldío
que quiere el tiempo llenar
con las piedras del hastío.

Cuando un amigo se va
se queda un árbol caído
que ya no vuelve a brotar
porque el viento lo ha vencido.

Cuando un amigo se va
queda un espacio vacío
que no lo puede llenar
la llegada de otro amigo.


No lo he dicho yo...pero lo sucribo

Salud y reflexión